¿Por qué es tan importante la fisioterapia y osteopatía especializada en protrusiones y hernias discales?

La fisioterapia y osteopatía especializada en protrusiones y hernias discales trata la dolencia que se produce cuando un disco invertebral comienza a degenerarse. Este tipo de dolencia está estrechamente relacionada con la movilidad del cuerpo, de aquí su importancia.

¿Qué son y dónde están los discos vertebrales?

Entre cada una de las vértebras de la columna se encuentran los denominados discos vertebrales.  Estos discos son unas estructuras blancas que tienen como función “amortiguar” los impactos y permitir el buen funcionamiento de las vértebras.

¿De qué están compuestos los discos vertebrales?

Los discos vertebrales se componen de un núcleo y de un anillo fibroso que lo rodea. Cuando la presión aumenta dentro del disco, el núcleo, a su vez ejerce presión sobre el anillo pudiendo comprimir algunas raíces nerviosas que encontramos en el canal medular. De esta forma es como se produce una hernia discal.

Esta dolencia debe ser tratada por un especialista  en fisioterapia u osteópata que son los que, normalmente, comprenden de la dolencia a tratar.

Los fisioterapeutas sabemos que muchas de estas hernias discales se producen, en su mayoría, por movimientos repetitivos y malas posturas mantenidas en el tiempo. En otras ocasiones, estas hernias discales se producen por grandes impactos recibidos, como los que se pueden dar por accidentes de coche y caídas aparatosas.

¿Qué ejercicios no se deben hacer con hernia discal lumbar?

Se recomienda no hacer ejercicios que impliquen el uso de la espalda, como es el caso de los tradicionales abdominales y crunches, porque implican una mayor presión sobre los discos vertebrales que consecuentemente provocaran molestias.

¿Qué síntomas se muestran cuando existe una protrusión o hernia discal?

Entre los síntomas más comunes encontramos:

  • Dolor, puede estar localizado a nivel lumbar, cervical, o incluso, extenderse hacia una pierna o brazo.
  • Disminución del rango de movimiento: ciertos movimientos son dolorosos para el paciente, por lo que, el paciente decide no realizarlos.
  • Hormigueo, entumecimiento/ pérdida de sensibilidad: cuando el paciente sufre una gran compresión del nervio, el paciente puede llegar a notar alteraciones  en la sensibilidad (a la presión con el frio y el calor).
  • Pérdida de fuerza: en los casos más crónicos, empieza a afectarse las terminaciones nerviosas a nivel muscular, haciendo que el músculo vaya perdiendo su función.

¿Cómo me podrá tratar mi dolencia de la hernia discal un fisioterapeuta u osteópata?

Lo primero es reconocer a un paciente  para concluir con un diagnóstico y tratamiento individualizado.

Lo segundo que te haré es preguntarte qué dolores tienes, con qué frecuencia, etc… Para saber las pautas de tu vida cotidiana para un tratamiento más personalizado.

Finalmente, combino técnicas manuales para el tratamiento del dolor, de la corrección postural,  recuperación de  la movilidad, el aumento  de la estabilidad lumbar y ganancia  de fuerza muscular. Todo esto, es lo que podrás recibir si acudes a mi Clínica de Fisioterapia y Osteopatía.

Mi principal objetivo con la fisioterapia y osteopatía especializada en protrusiones y hernias discales es devolverle la calidad de vida al paciente, a través de mis conocimientos y experiencia.

Si tienes cualquier dolencia que necesites tratar con una especialista. ¡No dudes en contactar conmigo!

Me llamo Marta, soy Fisioterapeuta y Osteópata Oficial y te invito a mi Clínica de Fisioterapia en la que estaré encantada de atenderte. Puedes contactar conmigo a través de mi página web, Redes Sociales y por Doctoralia.

Abrir chat
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button